jueves, 5 de febrero de 2009

El Profesor Layton y la Villa Misteriosa


Web oficial del juego

Este juego de Nintendo DS es uno de los mejores juegos educativos y de lógica que hay en el mercado. ¿Qué hay en el mercado? Llevo desde mediados de Diciembre buscándolo por todas partes y todavía no he podido encontrar ninguno. En algunas grandes superficies y tiendas especializadas ni siquiera lo conocen. Es una pena pues es un gran juego y en las revistas especializadas en videojuegos lo califican con una nota más que sobresaliente. Por tanto todo lo que os voy a contar sobre este excelente juego lo he oído o leído ya que, muy a mi pesar, todavía no he podido disfrutar de él.

El juego tiene un total de 135 puzles, y en la variedad está el gusto. La dificultad va aumentando, desde algunos que nos parecerán obvios a otros que nos harán pensar durante un buen rato, pero sin llegar a ser frustrantes. Ayuda el no tener límite de tiempo, y si vemos que no damos con la respuesta siempre podemos usar pistas. Por cada puzle disponemos de hasta tres pistas (desbloqueables gracias a las monedas que encontremos a lo largo y ancho de las calles de Saint Mystère), aunque lo mejor de todo es que no bajan la elevada dificultad del videojuego, sino que la amortiguan en un proceso delicado, bien pensado e ideal para mantener nuestra atención hasta que completemos los nueve capítulos y las indefinidas horas –dependen de la habilidad del jugador– que se prolonga este Profesor Layton y la Villa Misteriosa.

Para resolver los numerosos misterios de Saint Mystére deberemos recorrer la villa hablando con los aldeanos y desgranando poco a poco la información que consigamos. Jugaremos de forma parecida a una aventura gráfica: nos iremos moviendo de pantalla en pantalla tocando donde nos queramos desplazar, y en cada pantalla del pueblo podremos encontrar "monedas de pista", nuevas áreas o puzzles escondidos. Cuando nos encontremos con la gente podremos iniciar una conversación tocándoles con el stylus. Cada personaje tendrá algo que decirnos, pero no nos lo dirán gratis por supuesto, tendremos que ayudarles a resolver un acertijo, porque, y aquí viene un dato crucial en este juego... la gente de esta villa ama los misterios. Da igual que estemos buscando un lugar concreto o a una persona, si queremos una pista que seguir deberemos pararnos a solucionar los problemas, más o menos cotidianos, de cualquier ciudadano.


Precisamente, al disponer el videojuego de una duración tan elevada, se hace necesaria la posibilidad de guardar partida en cualquier momento para que nuestro cerebro pueda así descansar después de tanto enigma, gracias a las hasta tres ranuras de guardado que Level 5 ha puesto a nuestra disposición.
Pero no todo son acertijos. La obra, paralelamente al proceso de juego, nos propone completar diversas tareas secundarias, como consultar el diario de la aventura, la lista de misterios de la trama, un recopilatorio de los puzles ya resueltos y hasta tres pequeños minijuegos consistentes en la recolección de piezas de robot, de fragmentos de una pintura y de muebles para las habitaciones del hostal en que se hospedan el profesor Layton y su joven aprendiz Luke.